El comercio local da vida a las calles y ofrece la mejor atención al consumidor

5 VENTAJAS IRREBATIBLES DEL COMERCIO LOCAL

Retail. Es la palabra de moda para referirse a los comercios minoristas de toda la vida, los que están en la calle, con la puerta abierta para que puedas pasar. Esos que, pese al auge del comercio electrónico, se mantienen vivos, a veces con cierta dificultad, otras veces, saludables y pimpantes.

Les queda mucha vida a los comercios locales, no lo dudes. Presentan ventajas fundamentales para los consumidores, que, sean o no conscientes, los necesitan. Y aquí estamos los comerciantes, dispuestos a dar la talla.

Por esto te presento ahora las 5 ventajas irrebatibles del comercio físico. Son cinco fortalezas en las que apoyarte para aumentar tu clientela y afianzar tu negocio.

Ponte delante de tu cliente y házselas saber:

1. Necesitamos tocar

En realidad, mucho más que eso: utilizamos los cinco sentidos para comunicarnos con el exterior, para recibir continuamente información y luego poder evaluar y decidir.

Tocar, oler, probar, escuchar y ver… en tres dimensiones.

En la tienda de siempre puedes desarrollar la experiencia completa de la compra. ¿Quién necesita “simular la realidad” cuando puedes “sumergirte en la realidad”?

2. El comercio local está muy cerca

Para cambiar aquel artículo que, definitivamente, no acabó de convencernos en casa. Para recibir el asesoramiento experto en directo. O para pasear tranquilamente, viendo escaparates.

Puedes acercarte cuando tú decidas, sin convertirte en rehén en tu casa esperando un paquete que puede que llegue ahora, más tarde, dentro de seis horas…

3. Lo pagas cuando te lo llevas

No antes de haberlo recibido.

No antes de probártelo, si lo deseas (como la ropa, un perfume…)

Lo examinas en detalle, preguntas…

Y tu dinero en tu bolsillo hasta que te entregan tu compra.

4. Te ofrecemos opciones diferentes

¿Dudas? ¿Visto de cerca, lo que querías comprar te decepciona?

No te preocupes, te ofrecemos opciones: otro color, otro tamaño, otro artículo. Alternativas en las que ni siquiera habías pensado porque, nosotros, los comerciantes, conocemos nuestro negocio.

No estás solo delante de un “panel” estrujándote el cerebro. Estamos aquí y te respondemos en directo.

No queremos que te vayas de vacío, queremos que compres y que sea aquello que te satisfaga. Porque vas a volver.

Y si en esta ocasión no has encontrado nada de tu agrado, te despedimos con una sonrisa. Ya sabes, queremos que vuelvas.

5. El comercio local crea comunidad

Piénsalo: ¿Te apetece vivir en un sitio en el que no hay cerca una zona comercial? ¿En un barrio fantasma que no tenga tiendas para comprar productos básicos? ¿Dónde no haya comercios y servicios a tu alcance?

La mejor vida social se hace en la calle (sí, incluso con tu grupo de amigos de Facebook) y los pequeños comercios la llenamos de animación y de oportunidades para relacionarnos con otros. Ofrecemos, también, ocasiones para el ocio fuera de las paredes de tu habitación.

Además, el comercio local suele generar más responsabilidad social, la economía revierte en mayor medida en la comunidad más cercana y es más probable que se utilicen redes de proximidad de abastecimiento.

Hace unas semanas me contaban que, en un pequeño pueblo muy cercano, no hay ni una sola tienda, ni siquiera de alimentación. El ayuntamiento recibía las demandas de los vecinos que le piden ayuda para resolver este problema y, finalmente, decidió ofrecer un local con alquiler gratuito a la persona que se anime a emprender.

Son conscientes no sólo de las necesidades de los y las vecinas, muchos son personas mayores que no suelen utilizar internet o que tienen poca autonomía para salir del pueblo; pero también hay gente joven que trabaja en núcleos más o menos cercanos. Además, son conscientes de que esta situación desanima a mucha gente para irse a vivir allí. Y el pueblo es precioso, tranquilo, muy limpio y en una zona bien comunicada. Y quieren crecer.

Pero le falta comercio, y esa carencia se percibe como peor calidad de vida, por eso les merece la pena incentivarlo.

Manos a la obra

Si tienes un comercio local, refuerza tus puntos fuertes y comunícalos a tus clientes.

Aprovecha también el canal online: desde tener presencia en redes sociales, utilizar el email márketing o abrir tu propia tienda virtual como una extensión de tu establecimiento. Nada te impide utilizarlo, ¿no?

Y si estás preparando tu idea de negocio y a punto de emprender, ya sabes que cuentas conmigo para asesorarte y conseguir tu Licencia de Apertura.

¿Se te ocurren más ventajas del comercio minorista? Pues compártelas conmigo. Te espero en los comentarios.

 

Deja un comentario