La Declaración Responsable: qué es, cómo funciona y cuándo se puede utilizar.

La Declaración Responsable: qué es, cómo funciona y cuándo se puede utilizar.

Pide un deseo

Pídele un deseo a la Administración como autónomo o Pyme. Yo ya tengo el mío.

Si la Administración Española, haciendo de hada madrina, me concediera un deseo, tengo claro lo que pediría: menos trabas. Agilidad en los trámites. Facilidades para emprender.

Y parece, que por una vez, la pesada burocracia de nuestro país nos escuchó. Un buen día creó la Declaración Responsable.

Una herramienta destinada a allanar el camino de los emprendedores: La Declaración Responsable.

La Declaración Responsable tiene su historia. No es de ayer.

Hace seis años, una ley introduce este procedimiento, siguiendo una directiva europea, con el objetivo de simplificar trámites, evitar retrasos y reducir las gestiones. Busca mejorar la eficiencia, la productividad y el empleo. Un propósito atrayente.

Y con la idea de ponernos a nivel europeo. Porque, no sé si lo sabes, España es el segundo país de Europa donde más trámites es necesario realizar para crear una empresa. Son datos de la OCDE de 2012.

¿Y en qué consiste exactamente?

Básicamente consiste en un documento en el que el solicitante asegura que reúne todos los requisitos que le piden para su actividad. En este documento confirma que cuenta

  • con la documentación necesaria: proyectos técnicos, contratos, boletines, documentos de revisión, etc.
  • con los medios técnicos que se requieran,
  • con permisos de terceros, si son precisos,
  • con conocimientos y titulación, si se le exige,
  • y con todos los demás etcéteras que el organismo de turno nos pida.

Y te comprometes de forma responsable. Declaras que todo está fetén, listo y en regla. Asumiendo las consecuencias si lo que firmas no fuera cierto.

¿Y a mí esto me sirve para…?

Te va a encantar. En un post anterior ya te hablé de la Licencia de Apertura o Actividad, ese permiso imprescindible para que tu establecimiento comercial abra sus puertas.

Es un trámite que puede ser relativamente sencillo o irse complicando. Bueno, voy a ser sincero, con el tiempo se ha ido complicando: Gestiones y más gestiones, idas y venidas, pagos y más documentación.

No sólo cuando la actividad se considera “no inocua” (o sea, en actividades que se consideran molestas, nocivas, peligrosas o insalubres), sino en casi todos los casos.

Y todo este “tocho” de documentos que llevamos al ayuntamiento tiene que ser masticado, digerido y asimilado. Uff! Si alguna vez has estado esperando un permiso administrativo para empezar a trabajar, sabrás de que te hablo: una agonía en la espera.

Te consumes de impaciencia, viendo correr los gastos y el tiempo. Esperando que llegue la aprobación de tu Licencia para poder abrir y funcionar.

Desde que llegó la modificación legislativa que te he comentado antes, muchos ayuntamientos  han ido aplicando la Declaración Responsable. Te cuento sus efectos:

¿Menos papeleos?

No siempre, es la verdad. Por ejemplo, mira este modelo de Declaración Responsable del Ayuntamiento de Toledo; en él se pide una buena cantidad de documentos. Lo puedes ver en la segunda página, en el apartado “Documentación a presentar”.

Por ahí no te vas a sentir mucho más ligero.

Aunque, como ya te expliqué hace unos días, la administración lo que quiere es asegurarse de que no va a haber peligros para ti y tus trabajadores, tus clientes o los usuarios de tus servicios.

¿Entonces?

Pues que ¡ya puedes abrir tu negocio! Sin más.

Desde el mismo momento en que presentas tu Declaración Responsable, estás autorizado a ponerte a trabajar.

Es una gran ventaja, ¿no crees?

Puedes empezar a hacer funcionar el flujo del dinero: toda la inversión que estás haciendo empezará a dar frutos. Sólo tienes que dedicarte a atender a tus clientes y cumplir con tus objetivos empresariales. Un paso adelante, sin duda.

Te has saltado el “cuello de botella”, te has evitado las demoras mientras los funcionarios revisan todos los documentos de tu solicitud.

 ¿Y aquí finaliza todo el proceso?

Lo que finaliza es tu preocupación. Ahora se pone en marcha el proceso de comprobación. Recuerda: tú ya estás trabajando, así que no te influye lo que se tarde en responderte. Porque desde tu ayuntamiento te llegará una respuesta: un informe que:

  • Puede ser positivo para tí: Ok, tienes tus papeles en regla y todas la autorizaciones para tu actividad.
  • O pueden, y esto no es infrecuente, haber detectado un error. No te agobies, normalmente te dan un plazo suficiente para solucionarlo. Ponte manos a la obra y aporta lo que te hayan pedido. Y mientras, sigues trabajando con tu negocio.
  • Finalmente, puede ocurrir que se encuentren errores y omisiones graves y esto puede darte algún problema más serio. Si se detecta que no se cumple lo declarado, puede ocasionarte desde multas hasta cancelación de la actividad. A veces incluso pueden inhabilitarte durante un plazo para ejercerla. Esto significa que … poca broma con estos trámites.

Déjame decírtelo: ¿qué te costaba haberlo hecho bien desde el principio?

¿Dinero? Ahora vas a saber lo que es pagar.

¿Tiempo? Tiempo te va a sobrar en estos momentos, sentado en casa y sin poder trabajar.

No te dejes llevar por el espíritu de la chapuza. ¿Que no sabes cómo hacerlo bien? No tienes excusa: Cuenta con un experto, asesórate. ¿No crees que tu proyecto empresarial lo merece?

Casos en los que se aplica la Declaración Responsable

No todas las aperturas de establecimientos pueden hacerse mediante ese procedimiento. La legislación actual lo limita a ciertos casos.

Un ejemplo: los comercios minoristas y determinados servicios con una superficie destinada al público de hasta 300 metros cuadrados. Y en algunos sitios se ha ampliado a los 500 metros cuadrados.

Además, cada ayuntamiento va a su ritmo. Hace ya algunos años que muchos ayuntamientos han creado la normativa para adaptarse a la legislación. Poco a poco se van incorporando cada vez más.

Tampoco se piden los mismos requisitos en cada localidad. En algunas es prácticamente suficiente con firmar la solicitud y adjuntar tu DNI. En otras tienes que aportar más papeleo, como ya te he contado.

¿Cómo sé si a mí se me aplica?

Lo primero es informarte en tu ayuntamiento. Así de simple es.

Te dirán si debes pedir la Licencia por el procedimiento normal o si eres el afortunado que sólo necesita una Declaración Responsable. Para abrir boca, la Ley 12/2012 incluye en su anexo las siguientes actividades:

  1. Actividades Inmobiliarias y de Alquiler
  2. Comercio al Por Mayor y al Por Menor
  3. Educación Reglada y Superior, y Otras enseñanzas
  4. Industria Manufacturera
  5. Información y Comunicaciones
  6. Otras Actividades Sociales y de Servicios Prestados a la Comunidad: Servicios Personales
  7. Servicios Empresariales
  8. Transporte, Almacenamiento, Comunicación y Turismo

Pero ya sabes que es tu ayuntamiento el que dispone. Pregúntales, no vayas a ciegas.

Algunos modelos de solicitud

Por último, para que tengas una idea de lo que supone este trámite, te dejo unos enlaces que puedes consultar:

Declaración Responsable Madrid para Actividades Económicas

Declaración Responsable Ocaña para el Ejercicio de Actividades de Servicios

Declaración Responsable Toledo para Apertura y funcionamiento de Establecimientos y Espectáculos Públicos

Pero no te líes. Aquí abajo puedes consultarme tus dudas. ¿Te animas a hacerlo? Pues pregúntame sin miedo. Te espero en los comentarios.

8 comentarios en “La Declaración Responsable: qué es, cómo funciona y cuándo se puede utilizar.

  1. Buenas.
    Una excelente iniciativa este blog para los que necesitamos estar informados de todos estos asuntos técnicos y papeleos con que la administración nos “obsequia” continuamente.
    Eso sí, echo en falta más entradas y escritos, veo que está bastante escaso de contenido. Supongo que sois nuevos, por lo que os deseo ánicmo en todo caso.

  2. Hola!! Quería preguntarte, estoy pensando en abrir una tienda de ropa, en un centro comercial.
    Necesitaría una licencia de apertura? O bastaría con la declaración responsable?
    Muchas gracias

  3. Buenas tardes, Belén.
    La concesión de las licencias de apertura es potestad de cada ayuntamiento. Y hay tantas maneras de hacerlo como ayuntamientos existen. Con esto te quiero decir, que sin saber en qué localidad quieres abrir tu negocio, no te puedo decir con exactitud cuál es tu procedimiento. Puedes preguntarlo directamente en los servicios técnicos de tu localidad, o bien, si me dices qué población es, puedo intentar decirte cómo es la normativa allí.
    Probablemente, al ser un negocio de ropa entiendo que pequeño, la tramitación será bastante sencilla, aunque tratándose de un centro comercial puede complicarse.
    En definitiva, sin más datos poco más te puedo decir.

    Saludos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies